miércoles, marzo 28, 2007

Estamos cerca de las elecciones Francesas y un coleguilla francés nos ha pasado un par de vídeos que merecen la pena. El primero sobre inmigración, habla por si solo. El video tiene el texto traducido debajo. Donde pone Francia, podeis poner España, porque tal y como tenemos a los gobernantes en este país cualquier dia nos joden a todos.


Somos los hijos de los "sin papeles"

Un "sin papeles", es alguien que no tiene permiso de residencia
aun si está en Francia desde hace mucho tiempo.

Como muchos de ustedes, nuestros padres han venido de otros lugares.
Han huído de la violencia, de la miseria.
Han venido para trabajar y para darnos una vida mejor
Algunos de nosotros hemos nacido aquí.
Con o sin papeles, Francia es nuestro país.

Vivimos en pensiones, en apartamentos, en habitaciones donde nos amontonamos.
Todos los días tenemos miedo.
Tenemos miedo de que nuestros padres sean arrestados por la policía cuando van al trabajo, cuando toman el metro.
Tenemos miedo de que los pongan en prisión, de que nuestras familias sean separadas y de que nos expulsen hacia países que no conocemos.
Pensamos en ello todo el tiempo.
En la escuela también.
¿Es normal tener miedo cuando vamos a la escuela ?

El verano pasado nuestros padres y nosotros, hemos tenido la esperanza de obtener finalmente "los papeles".
Hemos hecho expedientes, hemos pasado días y noches haciendo cola delante de las prefecturas.
Nos hemos inscripto en oficinas.
Hemos creído que iban a regularizarnos, que la pesadilla iba a terminar.
Reuníamos todos los criterios, pero nos han dicho : no.

Hemos venido a cara descubierta con nuestros nombres, nuestros domicilios.
Los que han obtenido sus papeles tenían el mismo expediente que nosotros. Y sin embargo nos han dicho : no.
Arbitrariamente.

Ahora estamos en peligro y debemos escondernos.
¿Por qué esta injusticia ?

No queremos más vivir con miedo.
Queremos que Francia nos adopte.
Queremos ser regularizados.
Déjennos crecer aquí.



El segundo va sobre Nicolas Sarkozy, candidato a la presidencia de Francia. Tiene tela que un hijo de inmigrantes (los padres huian de los comunistas, como hoy tantos huyen de la miseria, de la dictadura o de las guerras) se dedique a putear a trabajadores inmigrantes y a sus hijos.

Un hongrois qui travail chez les gaulois (Un húngaro que trabaja en casa de los galos)





"Primero vinieron a buscar a los comunistas y no dije nada porque yo no era comunista.
Luego vinieron por los judíos y no dije nada porque yo no era judío.
Luego vinieron por los sindicalistas y no dije nada porque yo no era sindicalista.
Luego vinieron por los católicos y no dije nada porque yo era protestante.
Luego vinieron por mí pero, para entonces, ya no quedaba nadie que dijera nada".
Martin niemöller


A ver si se enteran. Aqui todos somos currantes!! Podemos nacer donde sea, lo que nos une es que todos somos trabajadores puteados.

un abrazo,

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Hace tan sólo unos meses, apareció una

noticia en todos los medios de comunicación del

Estado español, que hacía referencia a un grupo

de jóvenes ugetistas que organizados en torno a

un grupo de trabajo que respondía al simpático y

agresivo nombre de “comando precario”, habían

realizado una grabación con cámara oculta en

diversas empresas privadas para denunciar la

situación de precariedad por la que atraviesan los

jóvenes españoles a la hora de encontrar un

empleo. En el supuesto reportaje robado, que así

se le llama a este tipo de documentos, al menos

en el todovisionado tomate, se denunciaban

salarios de 700 euros por algo más de 40 horas

semanales, la obligación de realizar horas extras

que posiblemente nunca se llegarían a cobrar, o

una temporalidad desmedida y abusiva con

interminables contratos encadenados de tiempo

indeterminado.

En fin, nada nuevo que no se sepa y que

no recoja y regule los convenios, leyes y

protocolos, que firman los papas de estos niños

rebeldes, ya que no hace falta más que leer esos

convenios -y los salarios que éstos recogen, como

los poco más de 600 euros para un oficial de

segunda del convenio del metal sevillano con los

que después tendremos que competir el resto de

currelas, porque en eso se basa en definitiva la

competitividad del mercado laboral; o los mil

euros para un ingeniero superior que no sea de la

familia Coslada- para que a uno se le quede cara

de poker al ver las condiciones que establecen y

regulan estos señores.

Por lo que nos preguntamos, si las

capuchas con la que estos jóvenes cubrían sus

rostros, a modo de Comandante Cero, no servían

más, sino para que sus sindicalistas mayores no

los descubrieran y los apuntasen en una de las

listas que tan bien manejan antes de que para

salvar su integridad a la hora de buscar un

empleo. Pero posiblemente sólo fueran actores

que buscaban darle una mayor teatralidad a su

representación. Eso sí, sin contrato, para no dejar

pruebas. Actores precarios de la subcontrata

ugetista. Y digo esto, porque cuando me intenté

poner en contacto con este supuestamente activo

grupo obrero a través de la página de internet que

venía como contacto, ésta no te ponía en contacto

con nada ni nadie porque de lo único que se

trataba era de un anuncio publicitario, en fin, de

una simpática broma que lo único que pretendía

era copar minutos en la parrilla televisiva o en la

irrealidad cibernética. No podía ser de otra

manera, viniendo de quién venía.

Y es que en ocasiones, aparece una

especie de línea sindical funambulista alternativa,

que lo único que pretende es confundir al

personal para llevárselo de calle. Y no importa si

has firmado, no has firmado, o has dejado de

firmar, porque después, si te vi no me acuerdo, y

lo que has firmado se lo lleva el viento a la

primera crisis que aparezca. Y la pregunta que se

te viene encima entonces es si los firmantes son

la solución del problema o son realmente arte y

parte del mismo. Pero eso no le importa a esta

línea sindical, pues lo importante es que si hace

falta un tío con capucha, pues se contrata, que

ahora toca la multiculturalidad, que eso vende

mucho, pa´lante, que mañana a un tío le duele la

espalda, pues se crea la comisión pertinente para

ver si la curvatura del ángulo desarrollado por la

línea vertical ascendente con la línea de fuga del

pasillo que el triste camillero ha de atravesar se

atiene o no a la pertinente norma, y si no, se firma

una nueva, que pa empujá ya está el triste

camillero, que solucioná, solucioná, poquito, pero

que se note, que se note que aquí estamos. Porque

hace ya mucho tiempo que no siento nada al

hacerlo contigo… y la mamela, se acaba.

Miguel Sevillano

10:53 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home